Procedimiento de interpelación al Consejo Municipal
Affichage pour les mal voyants

Procedimiento de interpelación al Consejo Municipal


Artículo 68 – Todo ciudadano que haya cumplido 18 años y que esté domiciliado en el municipio, tiene, según las condiciones fijadas en el presente capítulo, el derecho de interpelar a las instancias municipales.

Los consejeros municipales, los consejeros de la acción social no disponen de este derecho.

Artículo 69 – Todo ciudadano que desea hacer uso de su derecho de interpelación pone en conocimiento del Burgomaestre el objeto de su solicitud por medio de una declaración escrita acompañada de una nota que indique de una manera precisa el asunto expuesto o los hechos de los cuales se piden explicaciones así como también las consideraciones que se propone desarrollar.

Artículo 70 – La interpelación debe ser de interés municipal. Además, no puede ser relativa a un punto inscrito en el orden del día de la reunión del consejo del mismo día.

Artículo 71 – La Junta municipal examina la conformidad de la solicitud: aparta toda solicitud no conforme a la presente sección (especialmente en lo que se refiere a los plazos, al tema invocado, etc.). Además, puede rechazar una interpelación cuando la misma trate un tema exclusivamente privado o cuando sea de naturaleza a perjudicar el interés general. Lo mismo sucede en el caso de interpelaciones que culpen a personas físicas, que atenten contra la moralidad pública, que falten el respeto a las convicciones religiosas o filosóficas de uno o varios ciudadanos, o que sugieran palabras con connotaciones racistas o xenófobas. De igual modo los temas relativos a... no pueden ser objeto de una interpelación.

Las solicitudes escritas conformes son presentadas al Consejo municipal en ocasión de la sesión más próxima respetando los plazos de convocatoria del Consejo municipal.

Artículo 72 – Las interpelaciones públicas de la Junta Municipal se desarrollan en sesión pública del Consejo municipal, sin necesidad de quórum de presencia, sin debate y sin voto que las sancione.
 

Comienzan un cuarto de hora antes de la hora fijada para la sesión del Consejo municipal. Al término de las interpelaciones comienza la sesión del Consejo municipal.

El público presente está obligado a respetar las mismas reglas que durante una sesión pública del Consejo municipal. La policía de la asamblea está garantizada por el Burgomaestre o la persona que lo remplace.

Artículo 73 – El ciudadano dispone de un máximo de tiempo de cinco minutos para desarrollar su interpelación.  

El Burgomaestre o el concejal o el presidente del consejo de acción social y/o el consejero municipal solicitado por el Burgomaestre dispone de un máximo de tiempo similar de cinco minutos para dar su respuesta.

Luego, el ciudadano dispone también de un máximo de tiempo de cinco minutos para finalizar y cerrar su interpelación.

No se puede realizar más de una interpelación por sesión del consejo.

Artículo 74

§1.    Un objeto puede ser invocado por medio de una interpelación solamente dos veces en el transcurso de un período de doce meses.

§2.    Un mismo exponente no podrá ser escuchado más de una vez cada tres meses.  

Artículo 75 -  Ninguna interpelación puede tener lugar durante los seis meses que preceden toda elección municipal.

Artículo 76 – El Burgomaestre o quien lo remplace administra el tiempo de uso de la palabra reservado a las interpelaciones de los ciudadanos.

Las interpelaciones son escuchadas en el orden cronológico en que han sido recibidas por el Burgomaestre.

Actas de Consejos municipales

Encuentre aquí los últimos informes de los Consejos municipales de la Ciudad de Ottignies-Lovaina-la-Nueva.




Nous contacterGaleries photosVie privéeNotes légalesSitemapNewsAgendaVos réactionsCrédits
FR NL EN DE ES
fermer
Nous contacter